Noticias

Colfecar destaca aprobación en el Congreso de proyecto de pago a plazos justos

El presidente ejecutivo de Colfecar, Juan Miguel Durán Prieto, destacó la aprobación por parte del Congreso de la República del proyecto de ley de Pago a plazos Justos, que ahora pasa a conciliación con las dos cámaras y luego a sanción presidencial.

«Nos sentimos orgullosos de haber apoyado activamente la ley de Pago a plazos justos ya que esto mejorará las relaciones económicas de las empresas de transporte de carga. Gracias al Representante, Mauricio Toro, impulsor de la iniciativa y a los congresistas que la respaldaron durante su trámite» sostuvo el dirigente gremial.

La participación de Colfecar en el trámite que tuvo este proyecto fue destacado por el Representante Toro quien resaltó al gremio transportador como el único de este sector que respaldo activa y abiertamente el curso que tuvo la iniciativa tanto en escenarios públicos como privados.

De acuerdo a lo informado por el diario Portafolio.co, la plenaria del Senado aprobó el proyecto de ley de pago a plazos justos, iniciativa que beneficia a las micro, pequeñas y medianas empresas, que ahora no tendrán que esperar hasta 180 días para que las grandes compañías les paguen las facturas pendientes.

(Lea: La Ley de Pago a Plazos Justos dinamizará la economía y el empleo)

A partir de la entrada en vigencia de la ley, las grandes empresas tendrán dos años para adaptar sus procesos de facturación. Así las cosas, deberán empezar a pagar sus cuentas pendientes en 60 días calendario durante el primer año y a partir del segundo el tope será de 45 días.

(Lea: Duro pulso gremial por proyecto de ley de pago a plazos justos)

Asimismo, no se permitirán los acuerdos que pretendan pactar plazos diferentes a los establecidos por la ley y las empresas que incumplan con los plazos establecidos se les podrán imponer sanciones.

Según el representante Mauricio Toro Orjuela (Partido Verde), autor del proyecto, con la ley las pequeñas empresas tendrán el flujo de capital adecuado para que puedan invertir en innovación para su desarrollo, superar los retos que impone la crisis económica de la covid-19 y mantener el empleo que generan.

«También nuestras empresas serán más competitivas y productivas, incidiendo incluso en el precio que se les da a los colombianos, porque si no se tienen que endeudar más con un banco, se podría trasladar el precio al consumidor final”, indicó.

Por su parte, el Estado estará obligado a pagar sus cuentas pendientes en un plazo máximo de 60 días.

«Uno de los principales triunfos que se logró, fue la no inclusión dentro del articulado del proyecto el “acuerdo entre privados” que venía promoviendo la ANDI, lo que significa que las grandes empresas no podrán imponer periodos de pago diferentes a las que contempla esta ley, eliminando así la posibilidad de que ejerzan su posición dominante sobre las empresas más pequeñas», precisó el congresista.

Publicado en Portafolio.co