La Federación Colombiana de Transportadores de carga su logística Colfecar, manifestó su sorpresa y rechazo por la decisión del Gobierno nacional de autorizar un incremento de $150 en el precio del galón del ACPM durante el puente festivo que acaba de culminar.

El presidente Ejecutivo de Colfecar, Juan Carlos Rodríguez Muñoz, consideró que la revisión al alza en $150 para este combustible, definido por el Ministerio de Minas, se convierte en la más alta de los últimos años afectando la situación que viven los transportadores en todo el territorio colombiano por efecto de los costos operativos del sector.

“Si bien es cierto que en mayo y junio no se registraron alzas en los combustibles, vemos que con esta medida el Gobierno compensa dicho congelamiento. La decisión del Minminas agrava aún más los costos operativos que en lo que ha corrido del año han subido el 2%, de tal manera que en un insumo grava el 35% los costos de la canasta del transporte” señaló el dirigente gremial.

Frente a la decisión del presidente, Iván Duque, de fijar el mismo precio de frontera para la venta del ACPM en el departamento del Meta, el dirigente gremial señaló que los transportadores lo que esperaban era un congelamiento del valor del galón de dicho combustible para la región de los llanos orientales, debido a los efectos negativos que están teniendo para el sector y los habitantes de la región el cierre

Agregó que cualquier tipo de aumento en los precios de los combustibles para la región de los llanos orientales, afecta la ya perjudicada economía de los transportadores por el cierre de esta vía, cuyos efectos se extenderán hasta septiembre de acuerdo a lo proyectado por el Gobierno.

“De esta manera se sobre costea la operación y no nos compensa la disminución del 50% en el precio de los peajes en las dos vías alternas al corredor vial Bogotá– Villavicencio”, sostuvo, Rodríguez Muñoz.

El dirigente recordó que las pérdidas que afrontan los transportadores de carga al tener que utilizar las dos vías alternas al llano ascienden a $1050 millones diarios, representados en mayor consumo de combustibles, lubricantes y llantas, entre otros.

El dirigente gremial agregó que a esta situación se suma el efecto del ajuste del 10 al 12% a la mezcla del biocombustible hecho recientemente más el alza del impuesto al carbono que comenzó a regir en febrero.

Según el Ministerio de Minas los reajustes en los precios de los combustibles para el mes de julio obedecen a los mayores precios internacionales del crudo y a la depreciación en la Tasa de Cambio, teniendo en cuenta que en lo corrido de 2019, el petróleo BREN ha tenido un incremento de 58 dólares a 62 dólares por barril.

Por su parte la Tasa de Cambio ha registrado un incremento pasando de $3.200 a $3.260 pesos, en promedio.

En el mismo periodo de 2018, el Brent tuvo un incremento de 55 dólares por barril a 58 dólares, mientras que la Tasa de Cambio registró un incremento pasando de $3.000 a $3.200.

De acuerdo con la cartera de Minas el ajuste representa $217 y $64 menos por galón de gasolina y diésel, en lo corrido de 2019, en comparación con los siete primeros meses de 2018.

About the author