Foto: Caracol Radio

Los constantes cierres que se presentan en la vía Bogotá – Villavicencio han incrementado los costos operativos del transporte de carga, especialmente en materia de peajes y combustibles.

En efecto, a raíz de los cierres que se han presentado este año, en especial sobre los kilómetros 58 y 64, los transportadores han tenido que tomar la vía alterna lo que significa 464 kilómetros adicionales pasando de 4 a 7 peajes.

“La situación se ha tornado cada vez más crítica para los transportadores pues si bien es cierto que estos peajes son más económicos para vehículos pequeños, en aproximadamente 130 mil pesos, no sucede los mismo para vehículos de carga, afectando significativamente las finanzas del sector” explicó el presidente ejecutivo de Colfecar, ,Juan Carlos  Rodriguez Muñoz.

De esta forma, por la ruta normal un camión de dos ejes paga 190.200 pesos por concepto de los 4 peajes mientras que al tomar la ruta antigua el sobrecosto de los 3 peajes aumenta en 70 mil pesos para un total de 260.000 pesos en los dos sentidos.

Y es que según los reportes del Ministerio de Transporte los camiones de dos ejes representan el 80% de la totalidad de vehículos de carga que se movilizan en la actual vía Bogotá-Villavicencio

Adicionalmente, en la Tabla 1 se presentan las diferentes casetas tanto en la ruta actual como en la ruta alterna diferenciando los valores para cada una de las tipologías vehiculares.

Tabla 1: Tarifas casetas por configuración vehicular

Combustibles

Para el caso de los combustibles el costo adicional es de 670 mil pesos por vehículo, debido a que el consumo de galones sube de 17.22 por la ruta normal a 93.31 galones por la vía alterna.

Lo anterior significa que el sobre costo en materia de combustibles es de 350 millones de pesos.

Esta situación, junto con el efecto de los demás insumos que intervienen en la movilidad de un camión, generan sobre costos adicionales del 40% por el uso de la ruta alterna y que suman un monto 414.500 millones de pesos diarios.

Cabe recordar que adicionalmente el sector transporte de carga reporta pérdidas diarias de 86 millones de pesos por facturación de mercancía y 364 millones de pesos por stand by o lucro cesante de unos 500 vehículos.

“Lo anterior deja un resultado promedio de 950 millones de pesos diarios en pérdidas para los transportadores afectando significativamente la productividad del sector” señaló el dirigente gremial.

Cabe destacar que entre las mercancías que se movilizan entre las dos ciudades se encuentra gran cantidad de alimentos los cuales dejan de ser aptos para el consumo debido a las horas de retraso en las entregas (Ilustración 1).

About the author