La identidad que cobró el transporte terrestre automotor de carga entre 1930 y 1945, el papel que empezó a jugar el “camión” cuando los modos fluvial y férreo no pudieron responder a las demandas del tráfico y, la relevancia del transporte para los sectores oficiales, imprimieron carácter a la idea de crear una fuerte agremiación que, inclusive, tuviera figuración política.

La primera organización gremial de ésta índole data de 1945 y tuvo la pretensión de albergar en su seno a todas las modalidades sin distingo.

Por espacio de varias décadas se ha buscado incesantemente formar grupos de poder alrededor de la actividad transportadora, ya de empresarios del transporte, ya de propietarios de los vehículos, en ocasiones a nivel del modo de pasajeros y de carga separadamente y en otras, con una visión más amplia pero utópica, al intentar la cobertura de transportadoras de carga y de pasajeros, empresarios y propietarios de camiones, buses, busetas, taxis, lo que las ha hecho inviables a pesar del poder que eventualmente encarnan.

Quizás el común denominador de las organizaciones gremiales creadas alrededor del transporte, ha sido precisamente el evidenciar el poder del transporte como servicio público esencial, fundamental para el normal desarrollo de la actividad cotidiana.

Sin embargo dichos esfuerzos no se habían caracterizado por disponer de norte u orientación en lo económico, político y social, razón por la cual su impacto en la sociedad en general no fue el razonablemente deseado.

Entre tanto un grupo de empresarios orientados por el General Alvaro Valencia Tovar fundó en 1976 la Federación Colombiana de Transportadores de Carga por Carretera “COLFECAR” distinguiéndose como la entidad más representativa del sector, por su aporte a la tecnificación de las empresas y la introducción de un criterio industrial en el ejercicio de la actividad. Se atribuye a COLFECAR el haber “sentado a manteles” a un gremio tradicionalmente catalogado como de “segunda clase”

El propósito fundamental de los fundadores fue crear una organización capaz de implementar mecanismos de interpretación de la realidad transportadora, de promoción de sus intereses y de respuesta efectiva a sus necesidades.

Elementos esenciales distintivos de la inspiración y acción de COLFECAR, fueron y siguen siendo la consolidación del desarrollo industrial y empresarial en el ejercicio de la actividad transportadora en Colombia y no la exhibición o manifestación del poder sectorial como servicio público, lo cual distingue el quehacer institucional de COLFECAR del resto de las organizaciones gremiales existentes.