Publicado en WRadio

Junto con la temporada de lluvias, volvieron los cierres de uno de los corredores viales más importantes del país.

Desde las tres de la madrugada de este lunes, la vía Bogotá–Villavicencio nuevamente se encuentra cerrada por un derrumbe en el kilómetro 64. El cierre preventivo se ordenó por parte de Coviandes, concesionario de la vía, confirmando que por el momento aún se mantienen los trabajos para remover piedras y lodo.

El concesionario también confirmó que junto a los kilómetros 64 y 58, que son los habituales puntos críticos de la carretera cuando hay lluvias, ya se presentaron emergencias en otros puntos de la vía que hicieron necesario el cierre de la misma.

Las autoridades confirmaron también que  hay cierre total de vía a la altura de Servitá en la vía antigua.

About the author