Foto: Mintransporte

Dentro de las grandes apuestas del Gobierno Nacional para los próximos cuatro años establecidas en el Plan Nacional de Desarrollo (PND), está la ampliación de los accesos a Bogotá por la Autopista Norte y la Carrera Séptima, tarea que lidera el Ministerio de Transporte, a través de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) y que se divide en dos proyectos de Alianza Público Privada (APP) denominados Accesos al Norte de Bogotá (Accenorte) Fase I y Fase II.

En el caso de la Fase I, que ampliará la Autopista Norte y la Carrera Séptima entre la calle 245 y La Caro, el proyecto se encuentra en etapa de construcción y las obras tienen un avance cercano al 10%.

En cuanto a la Fase II, la ANI tiene contemplado iniciar el proceso de contratación de esta nueva concesión, en el segundo semestre del año, luego de surtir los últimos trámites ante el Gobierno Nacional, dado que es prioridad mitigar los impactos en movilidad generados por los embotellamientos en este sector de la ciudad y en los municipios del área de influencia de la vía.

“Con la aprobación del Plan Nacional de Desarrollo, Colombia en el corto y mediano plazo será un país más conectado, equitativo y emprendedor. Hoy anunciamos la próxima apertura del proceso de contratación de la fase 2 de los accesos al norte de Bogotá, proyecto que hemos trabajado en conjunto con la Alcaldía Mayor de Bogotá y el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), el cual descongestionará sustancialmente la entrada y salida de la capital del país por el norte”, aseguró Louis Kleyn, presidente de la ANI.

Para este proyecto, La Agencia Nacional de Infraestructura firmó un convenio de colaboración y coordinación con la Alcaldía Mayor de Bogotá y El Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), para la estructuración, contratación, adjudicación y ejecución del contrato de concesión, donde además las partes se comprometen a aunar esfuerzos institucionales, técnicos, administrativos, jurídicos y financieros para hacer realidad el proyecto.

Con una inversión estimada de 1,7 billones de pesos, este proyecto de APP pretende mejorar, en conjunto con la Fase I de Accenorte, los ingresos a Bogotá en el norte de la ciudad, anexándole una doble calzada a la Carrera Séptima desde la calle 200 a la 245, así como el mejoramiento de la vía existente. Además, contempla ampliar los corredores de la Autopista Norte entre la Calle 192 y 245, de tres a cinco carriles mixtos, más uno exclusivo para el Sistema Transmilenio desde las calles 192 hasta la 235.

El proyecto también tiene prevista la construcción de la variante del municipio de Sopó con 7,2 km, desde el sector de Aposentos sobre la Autopista Norte hasta la Hacienda El Trébol, con lo que se pretende dar una solución definitiva a la congestión vehicular que actualmente se presenta cuando se va a ingresar al municipio.

Accenorte Fase II tendrá una longitud de 5,8 kilómetros para el corredor de la Autopista Norte, 4,9 km para la Carrera Séptima, así como la construcción de intersecciones, andenes, puentes peatonales y ciclorutas a lo largo del corredor, y se incluirán además 21,4 km de operación y mantenimiento. Todas estas obras se financiarán con los ingresos de los peajes de Andes, Fusca y Teletón, más recursos públicos.

Este proyecto también contempla grandes beneficios ambientales, con la ejecución de obras que permitirán reactivar la conexión hídrica de los humedales de Torca y Guaymaral, ecosistemas terrestres y acuáticos que por años han estado desprovistos de la circulación de agua debido al cruce de la Autopista Norte que corta el flujo natural del agua.

About the author