Foto: El Colombiano

Aunque el Ministerio de Transporte expidió la Resolución 219/2019. que levanta la restricción en el corredor Medellín-Costa Atlántica, la cual estuvo cerrada el 5 de febrero como una medida preventiva con ocasión del proyecto de Hidroituango, las pérdidas para los transportadores de carga se acercan a los 3 mil millones de pesos.

En efecto, los sobrecostos para el transporte de carga fueron de aproximadamente 2.825,78 millones de pesos, ya que por este corredor transitan alrededor de 2.000 vehículos al día y cada viaje costó 1,4 millones de pesos más que en condiciones normales.

Por ejemplo, para la ruta Medellín-Cartagena se presentó un sobre costo del 43,5% superior pues las únicas vías alternas eran Puerto Berrío o Santa Fe de Antioquia, lo que implica un incremento en la distancia de un promedio de 319,1 Km y 9,35 horas adicionales en tránsito.

Así las cosas, con el cierre del paso se registró un aumento en el costo por viaje de 1,41 millones de pesos explicados en un incremento de 577 mil pesos en combustibles, 66 mil pesos en peajes, 292 mil en otros costos variables y 476 mil pesos en el resto de los componentes de la canasta de costos operativos de los transportadores.

About the author