La Presidente de la Junta Directiva de Colfecar, Nidia Hernández, le pidió al Gobierno la adopción de medidas que le permitan a los transportadores de carga y su logística enfrentar los retos del comercio y garantizar su subsistencia dentro de un marco legal adecuado para lograr su operabilidad y competitividad.

Al intervenir ante los asistentes al 43 Congreso Internacional del Transporte de Carga y su Logística de Colfecar en el hotel Las Américas de Cartagena, la dirigente gremial dijo que las trabas, el exceso de trámites, las sanciones, la informalidad, competencia desleal, en casos como el de Ecuador, y las demoras en los pagos por parte de los generadores de carga, entre otros, tienen al borde del colapso a las empresas del sector.

Afirmó que en el los últimos tres años 668 empresas del sector han tenido que iniciar procesos de liquidación, siendo 2018 el que más casos registra con 270 “lo que es más preocupante si se tiene en cuenta que aún no termina el año”.

Hernández, agregó que entre las causas de esta situación está la competencia desleal por parte de empresas ecuatorianas que no pagan un solo galón de combustible en el país, no reportan al RNDC e incumplen con el SICETAC.

“Según el MUISCA, en el año 2017 los 3 primeros lugares en movimiento de toneladas lo ocuparon 3 empresas de transporte ecuatorianas con 160.000 toneladas mientras que el cuarto lugar lo ocupó una colombiana con 27.000 toneladas. Hay que tener en cuenta que las empresas de transporte colombiana no pueden ingresar al territorio ecuatoriano, razón por la cual pedimos la intervención del Ministerio de Transporte para evitar que esta situación se continúe registrando” aseguró la dirigente gremial.

También dijo que las empresas de transporte no pueden seguir siendo banco de pagos de los generadores de carga que extienden el cumplimiento de sus obligaciones más allá de 60 y 90 días a cero interés, acudiendo a diferentes argucias como la generación tardía de facturas y la fijación de varias condiciones para recibirlas y tramitarlas, por lo que planteó la construcción de indicadores que permitan medir el tiempo de cancelación de las mismas.

Frente a lo anterior planteó la creación de un indicador que mida cuánto tiempo pasa desde la fecha de prestación de servicio hasta la fecha real de pago, para calcular el costo financiero, en un sector como el transporte, donde es intensivo en Capital de trabajo para asegurar los flujos de caja.

“Lo irónico es que los clientes nos solicitan en los procesos de licitación, certificados de solvencia, cuando los que están en deuda son ellos” agregó Hernández.

De otra parte, cuestionó las subastas electrónicas a las que están acudiendo los generadores de carga para reducir sus costos de transporte ya que esto ha dado lugar a la reducción de los ingresos de los transportadores que se ven más afectados con sus costos operativos.

“Hay que agregar que sólo por participar en alguna licitación y sin que aún no nos hayan adjudicado el contrato, los generadores de carga nos exigen pagar pólizas de seriedad de oferta, para obligarnos a aceptar por adhesión todas las cláusulas leoninas del futuro contrato de transporte” aseveró la dirigente.

También llamó la atención sobre el monto y cantidad de las multas que le están aplicando a los generadores a las empresas de transporte.

“Los Generadores de Carga no pueden exigir condiciones adicionales a las establecidas en el código de comercio e imponer a la empresa de transporte obligaciones desfasadas a la regulación para los contratos de transporte”  indicó Hernández.

Finalmente, ante esta situación que afrontan los transportadores la Presidente de la Junta Directiva de Colfecar, pidió la intervención del Ministerio de Transporte en representación del Gobierno para contrarestar esta situación.

“Nuestra actividad es muy compleja y por eso lo que esperamos del estado es: menos regulaciones, menos persecución y menos sanciones. Por el contrario, necesitamos más apoyo, más recursos, más incentivos, para lograr la eficiencia, la competitividad y la sostenibilidad del sector” concluyó Hernández.

About the author