Colfecar participó en una mesa de trabajo convocada por la administración municipal de Chía, Cundinamarca, para analizar soluciones a la restricción de movilidad de vehículos de carga por dicho municipio.

En desarrollo del encuentro el alcalde de Chía, Leonardo Donoso, indicó que la problemática, originada por la restricción que se aplica en dicha localidad desde el año anterior, se solucionaría si construyen la carretera de los Andes.

El funcionario dijo que para tal efecto solicitó la intervención del Ministerio de Transporte a lo que sumó Colfecar destacando la importancia de que generen soluciones efectivas a esta problemática que viene afectando a los transportadores de carga.

El presidente de Colfecar, Juan Carlos Rodríguez, ha indicado que la restricción que se aplica arbitrariamente desde el 15 de mayo del 2016 “agrava la situación de los transportadores que hacen uso de este importante corredor logístico”.

El dirigente gremial precisó que la nueva medida, que opera desde el 1 de agosto anterior de 6 a. m. a 9 p. m., de lunes a viernes, y de 3 a 9 p. m., los domingos, afecta la movilización en promedio de 113 vehículos cada hora, por lo que el incrementar el horario de la restricción de horas afectaría a 1.014 automotores diariamente, por lo tanto serían 24.333 equipos al mes a los que se les aplicaría la nueva restricción.

Hay que tener en cuenta que el 68% de los vehículos que ingresan a Bogotá por dicha vía son camiones de 2 ejes, el 21% de 4 ejes y el 10% de 3 ejes, por lo que en este horario de restricción se dejaría de movilizar 215.040 toneladas al mes.

“Por el norte de la ciudad ingresa el 24,56% de la carga que llega a Bogotá. Adicionalmente, si el vehículo no cuenta con una ruta alterna o con la disponibilidad para transferir la carga, entonces cada automotor tendrá que asumir un costo por stand by (lucro cesante) de un valor promedio de $1.041.656 por 15 horas de restricción” concluyó Rodríguez Muñoz.

About the author