El presidente Ejecutivo de Colfecar, Juan Carlos Rodríguez Muñoz, le pidió al Gobierno una solución rápida al cierre de la vía entre Bogotá y Villavicencio, debido al impacto negativo que tendrá esta medida en los costos operativos de los transportadores de carga y su Logística.

El dirigente gremial señaló que el cierre, originado por el posible desplome del puente Chirajara, le significará a los transportadores un sobre costos cercano al 150% en un solo viajes de ida puesto que pasarán de cubrir 124 kilómetros en 5 horas por la ruta actual a una distancia de 561 kilómetros por la vía antigua con un tiempo promedio de 14 horas.

“Este cierre genera mayores distancias en los recorridos que deben cumplir los transportadores que cubren esta parte del país y por ende, los costos operativos se incrementan significativamente, por lo que esperamos que se restablezca pronto el paso por la actual vía, a fin de evitar pérdidas en las operaciones originadas por fallas en la infraestructura” manifestó Rodríguez Muñoz.

De acuerdo con Colfecar los sobrecostos que tendrán que afrontar los transportadores por peajes, combustibles, llantas, filtros, lubricantes, mantenimiento, lavado y costos de capital ascienden a 322 millones de pesos diarios.

“Hay que tener en cuenta que al tener que utilizar la vía Bogotá-Tunja-Sogamoso-Pajarito-Aguazul-Villa Nueva-Restrepo-Villavicencio, los cerca de 200 camiones que se movilizan en promedio diariamente por la ruta Bogotá – Villavicencio, en los dos sentidos, deberán pagar un total de 7 peajes frente a los 4 que habitualmente cancelan” dijo Rodríguez Muñoz.

El presidente de Colfecar agregó que esta situación tendrá un impacto negativo en la canasta familiar por lo que le solicitó al Ministerio de Transporte diseñar un plan de contingencia que reduzca a lo máximo los efectos de este cierre.

De acuerdo con los transportadores los principales productos que se movilizan desde los llanos orientales son hidrocarburos, biocombustibles, ganado y perecederos como plátano y frutas, entre otros.

Así mismo, desde el centro del país hacía esta región se envían abonos, granos y cereales como arroz, aceite de palma y electrodomésticos, entre otros.

About the author