Colfecar le solicitó a la Superintendencia de Puertos y Transporte dar solución a los problemas que se están registrando en los procesos de cargue y descargue de mercancía al interior de la Sociedad Portuaria de Barranquilla, por el retraso de las obras de reconstrucción de la Avenida Hamburgo.

Frente a esta situación la Sociedad Portuaria de Barranquilla interpuso una queja ante la Superintendencia de Puertos y Transporte exponiendo los perjuicios que se están causando.

Lo anterior obedece a demoras en la ejecución de las obras de interconexión carrera 38 con la entrada de tráfico pesado de la Terminal  y de la carrera 30 con la entrada de tráfico liviano.

Colfecar señaló que hace más de seis meses solamente fue triturado el pavimento sobre la carrera 30 y hasta el momento la obra no se ha culminado, trayendo como consecuencias  la disminución en la velocidad  de ingreso de los vehículos livianos  a la terminal, afectando la movilidad a la entrada de la Zona Franca de Barranquilla.

En relación con la Carrera 38  que es la   vía de acceso al tráfico pesado, las obras se iniciaron a mediados del mes de junio y hasta la fecha solamente se ha ejecutado el 40%, afectando la movilidad en los carriles de entrada y salida a la terminal ya que el carril de acceso se encuentra inhabilitado y el de salida se tuvo que  habilitar en doble sentido.

Adicional a esto, el consorcio que tiene a cargo la ejecución de esta obra, demolió el pavimento de la salida del canal subterráneo que evacua las aguas lluvias de las cubiertas lo que ha generado inundaciones en las bodegas.

Así mismo, el contratista que tiene a cargo la ejecución de la obra ha averiado en  varias ocasiones la acometida principal que lleva agua potable a la terminal, afectando el suministro y envió de la misma a las naves, a las obras civiles y al personal que labora allí.

About the author